Abrir publicación

Empezamos en Lanzadera, presentando el gemelo digital NOA

Desde NORLEAN tenemos el honor de formar parte de Lanzadera, la aceleradora e incubadora de startups impulsada por Juan Roig, presidente de Mercadona.

Estamos aprovechando al máximo la oportunidad de impulsar aún más nuestro proyecto NOA, un gemelo digital en Cloud para el análisis de negocio con simulación en 3D, Big Data e inteligencia artificial.

La semana pasada presentamos nuestro proyecto junto al resto de las empresas que comenzaron con nosotros. Todas ellas tienen proyectos de gran potencial e interés.

Os dejamos con el vídeo de presentación del gemelo digital NOA:

Si quieres descubrir o saber más sobre las funcionalidades y beneficios de los gemelos digitales, te invitamos a conocer NOA, el gemelo digital diseñado por NORLEAN.

Abrir publicación
digitalizacion empresas gemelo digital

La digitalización, en la agenda de las empresas más punteras

Cada vez más, las empresas más punteras se suman a la digitalización, donde Norlean participa de manera activa con su gemelo digital NOA. Un ejemplo reciente es el caso de la empresa Henkel, que planea digitalizar su cadena de suministro mediante la aplicación de un Gemelo Digital.

Henkel, fabricante de productos de limpieza, cosmética y cuidado personal, está desarrollando una importante transformación de sus instalaciones, adaptándolas a las demandas de la denominada Industria 4.0.

La empresa manufacturera alemana ya ha incorporado diferentes tecnologías en su planta, lo que le ha permitido simplificar y mejorar los procesos, con el objetivo de incrementar su eficiencia productiva hasta en un 10%.

«La digitalización va más allá de conectar nuestras máquinas, nos da el poder de controlar, analizar los datos en tiempo real e influir para que la eficiencia de la planta sea en todo momento óptima. Esto nos permite mantener bajos los costes de producción y aumentar así la competitividad de toda nuestra cadena de suministro».

Comenta el director de la planta, Jordi Juncà

Si quieres descubrir o saber más sobre las funcionalidades y beneficios de los gemelos digitales, te invitamos a conocer NOA, el gemelo digital diseñado por NORLEAN.

Abrir publicación

VUCA presente en la nueva realidad post Covid19

VUCA es un acrónimo que se usa para describir volatilidad, incertidumbre (uncertainly en inglés), complejidad y ambigüedad, una combinación de cualidades que, en conjunto, caracterizan la naturaleza de algunas condiciones y situaciones difíciles. Este término fue creado por el U.S. Army War College para describir las condiciones del mundo surgido tras el fin de la Guerra Fría. El término comenzó a utilizarse de forma generalizada en los años 90.​ Posteriormente ha sido utilizado en los campos de la estrategia empresarial aplicándose a todo tipo de organizaciones.

En estos tiempos de “nueva realidad”, un mundo interconectado, donde el panorama empresarial se enfrenta a una variedad de cambios. Ya sea que se trate de cuestiones geopolíticas como Brexit o avances tecnológicos como la Inteligencia Artificial, un mundo marcado por VUCA (intensidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad) en la que los líderes modernos deben encontrar soluciones innovadoras para nuevos problemas.

Las cosas están cambiando más rápido que nunca, lo que hace que sea más difícil obtener buenos resultados y tomar decisiones rápidas e inteligentes. Tal escenario inexplorado puede crear incertidumbre a las organizaciones. ¿Cómo podemos invertir y crecer si no sabemos hacia dónde nos dirigimos?

Para mantener nuestras empresas viables, rentables y exitosas en esta nueva realidad, es esencial crear un entorno disruptivo y prepararse para actuar en consecuencia. Anticipar el cambio como resultado de VUCA es una consecuencia de un líder resiliente. La capacidad de los individuos u organizaciones para moverse en un entorno VUCA puede ser medida a través de varios parámetros:

  1. Gestión del conocimiento.
  2. Consideraciones sobre la planificación.
  3. Gestión de procesos y recursos.
  4. Respuesta funcional.
  5. Sistemas de recuperación.
  6. Errores de sistemas.
  7. Errores de conductas.

A cierto nivel, la gestión VUCA entra en contacto con los valores y objetivos de la empresa. Una empresa preparada y resuelta está comprometida con sus objetivos estratégicos.

La capacidad para el liderazgo VUCA en términos estratégicos y operativos depende de una mentalidad bien desarrollada para entender las circunstancias políticas, técnicas y económicas de la realidad en la que se desenvuelve la actividad de las personas, contribuyendo a la sostenibilidad en un mundo complejo. Y a su vez requiere de herramientas que apoyen la toma de decisiones. Estas decisiones requieren valentía y conciencia. No todo es blanco o negro, pueden existir infinitas opciones, las consecuencias y posibles escenarios futuros después de la Pandemia COVID19, también toman caminos completamente diferentes, desde el aislamiento total, un colapso del sistema mundial o una reflexión sobre los valores locales hasta la adaptación que nos adaptamos mejor a las circunstancias y ser más flexibles para hacer frente al cambio.

¿Qué sugieren los expertos?

  1. Las organizaciones deben cambiar su enfoque, a medida que se van presentando nuevos conocimientos de forma muy rápida, no se puede confir en planes a largo plazo.
  2. No se pueden implementar soluciones conocidas a problemas completamente desconocidos.
  3. Debemos suspender las actividades sin sentido y enfocarnos a desarrollar las competencias que necesitamos en este momento y mejorar nuestra capacidad de aprender y adaptarnos.
Abrir publicación

Diccionario de la Industria 4.0 Parte 2

Como habíamos prometido en la publicación del Diccionario básico de la Industria 4.0 Parte 1 en el que explicamos brevemente los conceptos más habituales, continuamos ampliando términos utilizados en la Industria 4.0, para proporcionaros una orientación inicial y actualizada de las tendencias digitales de una manera breve y comprensible.

Beacons: Son dispositivos que utilizan la tecnología Bluetooth Low Energy (de bajo consumo) para conectarse con cualquier smartphone, permitiendo enviar mensajes y conocer su ubicación exacta, mediante la emisión de señales de onda corta, puede llegar hasta 50 metros de alcance. Es una tecnología clave y más utilizada en el sector Retail, ya que permite mejorar la experiencia de compra y la interacción con los consumidores, realizando acciones como: envío de promociones especiales, ofertas exclusivas e información personalizada in situ, ayudándole en su decisión de compra y permite obtener información para analizar y mejorar la experiencia del cliente. Otras aplicaciones de esta tecnología se pueden ubicar en sector Hospitalario, como aplicación para mejorar la gestión de los centros, interacción tanto de pacientes y personal sanitario. También se podrían desarrollar aplicaciones de Smart cities, para interactuar con organismos públicos. Los beacons tienen muchos usos potenciales en cualquier entorno cerrado.

Cadena de Bloques / BlockChain: Blockchain o cadena de bloques, consiste en una serie de registros de datos inmutables con marca de tiempo que es administrada por un grupo de computadoras que no son propiedad de una sola entidad, utiliza el consenso descentralizado para mantener la red, por lo tanto no está controlada centralmente por un banco, corporación o gobierno. Cada uno de los bloques de datos (Bloque) está asegurado y unido entre sí mediante principios criptográficos (Cadena) que no puede ser modificada. La primera aplicación de esta tecnología se conoce con la aparición de la criptomoneda “Bitcoin”, sin embargo el potencial de la tecnología blockchain no se limita al bitcoin. Sus posibilidades incluyen: servicios financieros, administrativos, legales, etc., las artes y el comercio electrónico. Permite registrar virtualmente todo aquello que posea un valor y que pueda ser digitalizado (contratos, facturas, cuentas, certificados, votaciones, datos personales, etc) en la red de forma segura, más rápida y transparente que con los métodos actuales. Dado que se define como un libro mayor compartido e inmutable, la información se encuentra disponible para que cualquiera la vea, lo que hace que la construcción de la cadena de bloques sea transparente.

Ciberseguridad: La ciberseguridad es el conjunto de tecnologías y servicios que protegen a la empresa de cualquier ataque digital que pueda ocasionar daños a los sistemas, redes o pérdida de datos. Consiste en la protección de los sistemas conectados a Internet, incluidos hardware, software y datos, ante ciberataques.

Las organizaciones deben implementar múltiples medidas de seguridad, combinando ciberseguridad y seguridad física, además las personas, los procesos y la tecnología deben complementarse entre sí para crear una gestión unificada y protección efectiva contra el acceso no autorizado y mal intencionado a sus sistemas informáticos y datos.

Los ataques cibernéticos tienen como objetivos principales: modificar, copiar o destruir información; con fines maliciosos como a nivel de un individuo desde robo de identidad, extorsión, o pérdida de datos importantes. A nivel de empresas, secuestro de datos necesarios para su operación, robo de datos confidenciales, financieros, comerciales, etc, daños de equipos e infraestructura ocasionando grandes perdidas económicas. La implementación de medidas optimas de ciberseguridad es mas importante hoy día, ya que existe mucha información y dispositivos interconectados, y los delincuentes digitales se han vuelto más innovadores.

Computación de “borde”/ Edge Computing: También conocida como computación perimetral, «edge» o “borde” consiste en procesar los datos en el lugar donde originan de la red, en vez de centralizarlos, bien sea llevándolos a la nube o a un centro de datos, filtrando y procesando los datos en el origen directamente en los dispositivos que los recogen y/o producen (sensores, máquinas industriales, enrutadores, conmutadores, etc.). Esto reduce considerablemente el tráfico en las redes e internet, el consumo del ancho de banda al reducir la cantidad de datos enviados, optimizando costes tanto de ancho de banda como de dispositivos de gran procesamiento y almacenamiento, tiempo de transferencias, proporciona análisis de datos locales en tiempo real, aumenta la eficiencia y la seguridad. Edge computing analiza y procesa el único subconjunto de datos, descartando información en bruto e información incompleta. Las empresas pueden beneficiarse de la latencia reducida con el acceso instantáneo de datos en tiempo real en ubicaciones remotas.

Esta tecnología se convierte entonces en una Solución rentable, reduciendo costes de ancho de banda de red, almacenamiento de datos y potencia de cálculo, se reducen costes de transacción de datos y mantenimiento. Mayor seguridad, la computación en la nube y centralizada es vulnerable a ataques cibernéticos y cortes de energía, el Edge distribuye los datos y procesamientos a través de los dispositivos, lo que evita lo que dificulta que cualquier interrupción elimine redes y datos. Además, permite filtrar la información confidencial y transfiere solo datos no confidenciales cumpliendo rígidas normas de seguridad. Conexión confiable e ininterrumpida, al almacenar y procesar poca cantidad de datos, consume menos ancho de banda o incluso sin conexiones, por lo que las opciones a fallos en conexión son muy escasas. Compatibilidad de dispositivos obsoletos con modernos, los protocolos de comunicación son fáciles de convertir para que diferentes generaciones se comuniquen, por tanto no es necesario invertir en nuevos equipos.

Computación en la nube / Cloud Computing: La computación en la nube es el uso de varios servicios, como plataformas de software, servidores y almacenamiento, a través de Internet llamadas «nube».

Existen tres características que definen los servicios y que son comunes entre los proveedores en la nube:

  1. El proveedor administra y mantiene completamente el backend de la aplicación (principalmente el hardware).
  2. El usuario paga solamente por los servicios usados (espacio, tiempo y cantidad de datos procesados, ancho de banda, etc.).
  3. Los servicios son escalables, y se suelen clasificar como Infraestructura como servicio (IaaS), Plataforma como servicio (PaaS) o Software como servicio (SaaS).

La Cloud Computing, permite configurar los servicios requeridos de forma virtual, aportando flexibilidad de conexión y acceso en cualquier lugar, en cualquier momento. También aporta reducción de costes de IT, Energía y operativos, escalabilidad, eficiencia colaborativa, mantenerse actualizado.

Visión Artificial: La visión artificial se define como la capacidad de un ordenador de reconocer patrones y aprendizaje detectando las características de imágenes y vídeos a través de sistemas informáticos, extrayendo toda la información necesaria: ver y comprender lo que ve, para utilizar en otros procesos. Este campo simula y automatiza los elementos del sistema visual humano con sensórica, programas y algoritmos de aprendizaje automático e inteligencia artificial, con la finalidad de ver y comprender un entorno.

Entre los usos más habituales, se encuentran estos sistemas en: Vehículos autónomos que deben recopilar y procesar la información del entorno para decidir su comportamiento. El Reconocimiento facial en empresas que requieran ver quien accede a algo, es útil para seguridad. Reconocimiento y búsqueda de elementos, se puede utilizar para buscar e identificar objetos específicos en imágenes, catálogos, o extraer información de los elementos que las integran. En Robótica, para procesos de fabricación, como herramienta de detección de errores en producción, embalajes, etc. La visión artificial tiene infinidad de usos en la industria y en todos los sectores.

En esta entrega llegamos complementamos nuestro Diccionario básico de la Industria 4.0 Parte 1, continuaremos ampliando términos en futuras entregas de nuestro blog, para ir aportando un Glosario más completo y actualizado, que ayuden a la comprensión de los términos más usados en el ámbito de la tecnología 4.0.

Para nuevas actualizaciones, si tienes alguna duda con algún concepto haznos llegar tus preguntas y comentarios a través de nuestro webmaster norlean@norlean.com o en el formulario de contacto.

Abrir publicación

Tendencias tecnológicas en las empresas para 2020

La integración de las tecnologías emergentes en este último año, el continuo desarrollo de la AI a un ritmo acelerado, la transformación digital como agenda de los líderes de grandes y pequeñas empresas, las principales consultoras de ciencia, tecnología y negocios, definen el panorama que se presentará en 2020, como hoja de ruta para continuar forjando la excelencia de la sociedad y la base de la comprensión del futuro.

A continuación, la predicción de las 10 principales tendencias científicas y tecnológicas para el 2020. Algunas de estas tecnologías ya son comunes, pero la proliferación de nuevos casos de uso y aplicaciones hará que la industria aproveche sus beneficios y oportunidades.

Automatización a nivel 2020: Hiperautomatización. La hiperautomatización lleva las aplicaciones para la automatización de tareas al siguiente nivel. Permite la aplicación de tecnologías avanzadas, como la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático, para automatizar cada vez más los procesos y aumentar los requisitos humanos.

En algunos casos, la hiperautomatización requiere la creación de un Gemelo Digital de la organización, lo que permite visualizar cómo interactúan las funciones, los procesos y los indicadores clave de rendimiento para generar valor. El DTO se convierte en una parte integral del proceso de hiperautomatización, proporcionando inteligencia continuada y en tiempo real de la organización e impulsando oportunidades significativas. Esta herramienta aporta la inteligencia a la gestión empresarial, y permite descubrir, analizar, diseñar, automatizar, medir, monitorear, reevaluar todo el modelo de negocios.

La Multiexperiencia es la nueva experiencia. A partir de 2020, la multiexperiencia verá cómo la idea tradicional de la informática evoluciona desde un único punto de interacción para incluir interfaces multisensoriales y multitactiles, como dispositivos portátiles y sensores informáticos avanzados. Esta tendencia en los próximos 10 años se convertirá en lo que se como “experiencia ambiental”.

Pero la multiexperiencia actualmente se centra en experiencias inmersivas que utilizan realidad aumentada, realidad virtual, realidad mixta, interfaces hombre-máquina multicanal y tecnologías de detección. 

Democratización, democracia del 2020. La democratización de la tecnología consiste en proporcionar a las personas un acceso fácil a la experiencia técnica o comercial sin una capacitación extensa o costosa. Ya conocida como «acceso ciudadano», esta tendencia se centrará en cuatro áreas clave: desarrollo de aplicaciones, datos y análisis, diseño y conocimiento. Se espera que la democratización vea el surgimiento de científicos de datos ciudadanos, programadores y otras formas de participación en la tecnología.

El aumento se vuelve humano  La controvertida tendencia del aumento humano se centra en el uso de la tecnología para mejorar las experiencias cognitivas y físicas de una persona. Conlleva a una variedad de implicaciones culturales y éticas, como el uso de tecnologías CRISPR, ya que implican modificaciones de ADN. El aumento físico cambia una capacidad física cuando se implanta o aloja una tecnología dentro o sobre el cuerpo, como los dispositivos portátiles que en algunas industrias se usan para aumentar la productividad de los trabajadores. En cuanto al aumento cognitivo, se refiere al uso de dispositivos para aumentar aspectos sensoriales, función biológica, cerebro y genético.

Incremento de la transparencia y trazabilidad. La digitalización está causando una crisis de confianza, así como los consumidores se vuelven más conscientes de cómo se almacenan y usan sus datos personales, las organizaciones se dan cuenta de la responsabilidad que conlleva almacenar y recopilar datos. Adicionalmente, se incrementa el uso de la IA y el aprendizaje automático para tomar decisiones en lugar de los humanos, promoviendo la necesidad de métodos como la IA explicable y la gobernanza de la IA. Esta tendencia requiere un enfoque en elementos clave de confianza: integridad, apertura, ética, responsabilidad, competencia y consistencia, estableciendo normativas para la protección como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea.

El borde potenciado. La tendencia a la implementación de las tecnologías Edge Computing, reforzada con el IoT, basada en mantener el tráfico local y distribuido reducirá la latencia y los costes. Esto implica una topología donde el procesamiento de la información y la recopilación y entrega de contenido se colocan más cerca de las fuentes de captura de la información potenciada con los dispositivos de IoT que aumentan y forman espacios inteligentes, que acercan aplicaciones y servicios clave a los individuos y dispositivos con los que interactúan. Se estima que para 2023, habrá 20 veces más dispositivos inteligentes en el borde de la red que en las TI tradicionales. 

La Multinube. La multinube o nube distribuida, consiste en distribuir y dividir los servicios de nube pública a diferentes centros de datos físicos del proveedor de la nube, manteniendo el control del proveedor, ya que continua como responsable de la arquitectura del servicio en la nube, la entrega, las operaciones, el control y las actualizaciones.

Esta evolución de la nube pública centralizada a la nube pública distribuida marca el comienzo de una nueva era de computación en la nube, permitiendo que los centros de datos se ubiquen en cualquier lugar, evitando problemas técnicos y regulatorios (latencia y soberanía de datos). 

Las cosas más autónomas aún. Las cosas autónomas, como drones, robots, coches, barcos, dispositivos, etc, que aprovechan la IA para realizar trabajos habituales de los humanos y cuyo desarrollo de inteligencia abarca desde semiautónomas hasta totalmente autónomas, en diferentes entornos, incluidos aire, mar y tierra, aunque se mantiene su uso en entornos controlados, evolucionarán cada vez más para incluirse en espacios públicos y abiertos, pasando de enjambres independientes a formar enjambres colaborativos.

Practicando el Blockchain. Las cadena de bloques empresarial de hoy adopta un enfoque práctico e implementa solo algunos de los elementos de una blockchain completa. Todos los que tienen acceso autorizado ven la misma información, y la integración se simplifica al tener una única cadena de bloques compartida. La verdadera blockchain o «blockchain complete» tendrá el potencial de transformar las industrias y, finalmente, la economía, a medida que las tecnologías complementarias como la IA y el IoT comiencen a integrarse junto con Blockchain, ampliando el tipo de participantes para incluir a las máquinas, que podrán intercambiar una variedad de activos. Por ejemplo, un automóvil podría negociar el precio de una reparación, basándose en los datos recopilados por sus sensores. Además, blockchain será completamente escalable para 2023.

Mayor seguridad de la. IA más segura. La evolución de las tendencias tegnologicas como la hiperautomatización y cosas autónomas, ofrecen oportunidades de transformación en las empresas. No obstante, crean posibilidad de nuevos puntos de ataque haciendo vulnerable la seguridad. 

Los equipos de seguridad deberán estar atentos a estos desafíos y reflexionar acerca de cómo la IA afectará la seguridad. 

La seguridad de la IA en el futuro tendrá tres aspectos clave: en primer lugar, proteger los sistemas de IA, protegiendo los datos y las líneas de capacitación de la IA y los modelos de aprendizaje automático; en segundo lugar, aprovechar la IA para mejorar la defensa de la seguridad, utilizando el aprendizaje automático para comprender patrones y ataques, y automatizar partes de la ciberseguridad; tercero, anticipando el uso de la IA por los atacantes, identificando ataques y defendiéndose de ellos.

Evocan visiones futuristas, pero en los 80 al ver Blade Runner, nos preguntábamos ¿Puede una máquina ser más humana que un hombre?¿Podrá un coche ser autónomo? en noviembre del 2019, que es cuando sucedía la acción de la película, es decir, en nuestro presente.

Hiperautomatización con el uso del Gemelo Digital, cadena de bloques, seguridad de IA, nube distribuida y las cosas autónomas impulsan la disrupcion y crean oportunidades tecnológicas estratégicas.

Estas tendencias no podrían existir en forma aislada; los líderes de las organizaciones deberán decidir qué combinación de tecnologías impulsará la innovación y estrategia de sus modelos de negocio. 

“la hiperautomatización requiere la creación de un Gemelo Digital de la organización, lo que permite visualizar cómo interactúan las funciones, los procesos y los indicadores clave de rendimiento para generar valor”

¿Quieres comenzar por la hiperautomatización con el Gemelo Digital NOA?

Abrir publicación

Energía 4.0: el gemelo digital en el sector energético

Estamos avanzando exponencialmente hacia un ecosistema más inteligente y digitalizado. No se puede predecir en qué momento el mundo se habrá digitalizado de forma extendida, sin embargo, se observa que cada vez más sectores se van incorporando a la Transformación Digital. Vemos cada día más hogares, ciudades, móviles, asistentes, sistemas de seguridad, iluminación o termostatos inteligentes, que a través de la implementación de gran cantidad de dispositivos IoT, aportan la “inteligencia” y generan grandes volúmenes de datos, que exigirán formas efectivas para su procesamiento y análisis. Así como también exigirá fuentes de energías eficientes y un sistema de gestión inteligente de estas. La transformación digital de la Industria 4.0, lleva consigo la exigencia en la aceleración de la Energía 4.0.

Cuando decimos que todo se está digitalizando, nos referimos a una nueva forma digital de interactuar. Actualmente los sistemas de gestión energética dependen en gran medida de la intervención manual y de la toma de decisiones en muchas ocasiones intuitivas, basadas en pocos datos, o datos provenientes de diferentes fuentes que han de compilarse de forma manual. La implementación de la tecnología del Gemelo Digital, es necesaria como solución a este reto de integración, el Gemelo Digital aporta al sector energético reducción de costes, gestión inteligente de la red, toma de decisiones para el óptimo almacenamiento de la energía, mantenimiento de plantas y generación, análisis de costes, etc.

GESTIÓN ENERGÉTICA MEDIANTE GEMELO DIGITAL. ENERGÍA 4.0.

Como una de las 10 principales tendencias tecnológicas estratégicas de Gartner para 2019, el Gemelo Digital, es una réplica virtual o modelo de simulación de cualquier proceso u objeto físico. A pesar de existir desde hace más de una década, la tecnología de Gemelo Digital comienza a crecer en los últimos años, debido a los avances en otras tecnologías como BigData, IoT, RV e IA.

En NORLEAN, hemos desarrollado la herramienta inteligente NOA, con tecnología de Gemelo Digital, integrable con las tecnologías Big Data, IoT, Realidad Virtual e Inteligencia Artificial. Es una herramienta totalmente transversal y aplicable a cualquier sector, modelo de negocio o empresa.

Un primer paso para tratar de comprender mejor el funcionamiento de cualquier sistema real es hacer un modelo matemático y estadístico, que resuma sus partes esenciales en lenguaje matemático. Para ser útil, un modelo debe incorporar elementos de realismo y simplicidad.

Las principales aplicaciones de los Gemelos Digitales son las siguientes:

  • Diseño y desarrollo de procesos. Las compañías pueden realizar simulaciones y pruebas en un ámbito completamente virtual, anticipando necesidades futuras y evitando fallos en el entorno real.
  • Gestión de vida de producto. Es mucho más barato y eficaz desarrollar y testar los productos desde la plataforma virtual que hacerlo con el producto físicamente, se pueden crear infinitas copias del Gemelo Digital y testear diferentes escenarios con parámetros extremos.
  • Prevención de fallos de las máquinas. Es una de las aplicaciones con mayor aplicabilidad a día de hoy que el Gemelo Digital podría tener en la industria.
  • Mantenimiento de los equipos. Es posible la evaluación de soluciones antes de realizar reparaciones físicas, lo que agilizará las labores de diagnóstico y mantenimiento de sus equipos de producción y sus redes de comunicación.
  • Análisis de costes de producción. La simulación de todo el proceso permite no solo poder determinar la mejor disposición y combinación de equipos y procesos, sino también el conocimiento de los costes operativos y energéticos de todo el sistema de producción.
  • Simulación energética. Permite analizar los datos de consumo y calidad de red mediante los cuales se puede modelar la demanda energética de todas las instalaciones del sistema, permitiendo calcular los costes energéticos en base a diferentes escenarios de producción y/o parámetros de proceso.

Por otro lado, NORLEAN con NOA integra todos los datos de la cadena de valor de la empresa, desarrollando una herramienta totalmente disruptiva en el ámbito de la simulación y análisis de todo el modelo de negocio, incluyendo la gestión energética, facilitando:

  • Realizar simulaciones y escenarios del consumo energético de la empresa, para anticiparte en la toma de decisiones, conociendo con inmediatez y exactitud cuántos escenarios haya simulado.
  • Visualizar toda la cadena de producción y demanda de energía.
  • Mejorar la Competitividad de las empresas, en términos de propuesta de Valor.
  • Multiplicar por 4 la velocidad y la calidad de la gestión; permite que las revisiones trimestrales sean mensuales; las mensuales sean semanales; las semanales sean diarias, etc.
  • Gestionar el proceso de Digitalización + Industria 4.0, simulando en el mundo virtual, todas las tecnologías antes de ser aplicadas en el mundo real, además de integrarlas.

En definitiva, el aporte de valor con NORLEAN y NOA permite mejorar la productividad de las empresas, al mismo tiempo que las dota con ventajas competitivas, en el sector energético, específicamente, la Energía 4.0 conlleva la reducción de costes de implantación y optimización de la demanda energética para aprovechar las posibilidades que ofrece la Industria 4.0.

Las funcionalidades más relevantes que proporciona la implantación de NOA se describen a en los siguientes párrafos:

  • Facilita la toma de decisiones. NOA es una aplicación que acerca el componente simulación 3D a los niveles de dirección operativa y ejecutiva de la empresa, proporcionando una herramienta en la cual se describen los flujos de valor de la organización de manera visual, dinámica e interactiva con el objetivo de facilitar la toma de decisiones para la mejora de la eficiencia energética sin necesidad de conocimientos técnicos.
  • Diseño de infinitos escenarios 3D. Para las organizaciones resulta fundamental disponer de los recursos necesarios para conocer la evolución de demanda energética, estimándola en el transcurso del tiempo: pasado, presente y, especialmente, futuro.
  • Garantizar un proceso estable para la mejora continua que impulsa mejoras de eficiencia. El análisis de las respuestas obtenidas a través de los diferentes escenarios permite estimar el desempeño futuro de la actividad de la empresa para cada uno de los niveles definidos, con el objetivo de reducir el riesgo de las operaciones y facilitar la toma de decisiones, al disponer de una estimación numérica de sus consecuencias.
  • Automatización de la toma de decisiones en base a modelos lógico-matemáticos y estadísticos. La generación de soluciones y sus correspondientes simulaciones, la definición de los escenarios y la presentación de las mejores soluciones se estructuran mediante asistentes que guían al usuario de manera que su intervención se centre en la selección de los objetivos y la comprobación de los resultados arrojados.
  • No es necesario que el usuario sea especialista en programación. Una vez que el Gemelo Digital está construido y validado, la modificación en el sistema de variables o parámetros, de manera automática o manual por parte del usuario es una tarea muy sencilla.
  • Democratiza la tecnología 3D y el Gemelo Digital (Energia 4.0). La facilidad para modificar la estructura del modelo a partir de la interacción del usuario no especialista en programación, unido a la flexibilidad para representar el diseño y la operativa de sistemas diversos con suficiente precisión y la sencillez en su modificación, da lugar a lo que puede denominarse como una plataforma inteligente de simulación 3D.

La integración de NOA con las tecnologías BigData, IoT, Realidad Virtual e Inteligencia Artificial, permite plantear escenarios para predecir el consumo de recursos, tanto materiales como energéticos, y optimizar su utilización.

El Gemelo Digital NOA enfocado a la simulación energética (Energía 4.0):

  • Desarrollo y mantenimiento de redes inteligentes que están equipadas con sensores IoT.
  • Mejorar el rendimiento y la supervisión de las redes y procesos demandantes de energía.
  • A los proveedores de servicios de energía, tomar decisiones estratégicas informadas, reduciendo el riesgo y costes, mediante la analítica de datos en tiempo real.
  • Una mejor integración de todos los actores del sistema eléctrico y una transmisión eficiente de la energía.
  • Optimizar diseños futuros en las plantas.
  • Predecir ciclos de mantenimiento.
  • Prevenir perdidas de energía.
  • Reducir el tiempo de inactividades y mejorar el rendimiento.
  • Reducir los costos operativos y disminuir el riesgo de paros inesperados.
  • Ajustar y administrar mejor los consumos de energía

Según la consultora IDC, habrá una mejora visible del 30% en los tiempos de ciclo de los procesos críticos para las empresas que inviertan en Gemelo Digital.

Los principales actores de la industria del sector de energía y servicios públicos ya están aprovechando las capacidades de la tecnología Gemelo Digital:

  • British Petroleum utiliza la tecnología de Gemelo Digital para mapear la producción de campos petroleros.
  • Tesla construye un Gemelo Digital de cada unidad fabricada, para implementar actualizaciones periódicas en los automóviles de sus clientes.
  • General Electric rastrea más del 70% de sus motores a reacción en todo el mundo con la ayuda de millones de Gemelos Digitales.

La transformación digital crece exponencialmente en todos los sectores a nivel global, también en el sector energético para cubrir sus necesidades. El Gemelo Digital es una herramienta muy potente para el análisis y supervisión del rendimiento del sistema energético en tiempo real, plantear escenarios futuros, y evitar fallos críticos.

Reportaje publicado en Dínamo Técnica. Nº 23. Revista gallega de energía. Eficiencia energética. Energías renovables. Energías convencionales. Iluminación. Movilidad eléctrica. Smart Grid. Autoconsumo. Innovación.

Abrir publicación

Digitalizando tu empresa. Cómo aterrizar en la Industria 4.0

Nadie discute ya que la digitalización y el conjunto de tecnologías aplicadas a la industria que denominamos Industria 4.0 supone una nueva Revolución Industrial. Que nadie se equivoque: estamos hablando de dinero. Concretamente de algo que no tiene nada de nuevo, como invertir en tecnología para mejorar la productividad y la competitividad de las empresas. Si a esto le añadimos que, por lo menos en los países de la UE, la sostenibilidad ambiental y reducción de emisiones contaminantes y gases de efecto invernadero son ya (y todavía lo van a ser más) factores clave a los que las empresas van a tener que adaptarse, bien voluntariamente o por la vía de los cambios legislativos sobre los que la UE está poniendo el foco, es evidente que las empresas que no se suban al carro corren riesgos nada desdeñables en su propia supervivencia.

No hablamos, por tanto, de una opción sino de una necesidad. El problema no es tanto el qué hacer, sino el cómo hacerlo. Ya hablamos en posts anteriores sobre el liderazgo digital, pero hoy queremos profundizar un poco más y hablar de estrategia.

La incorporación de las tecnologías de la Industria 4.0 no es un cambio aditivo, sino una disrupción en toda regla que afecta a todas las áreas de la empresa y que implica y cambio en el modelo de gestión. Es un error grave pensar que la Industria 4.0 y la transformación digital es algo que se puede comprar. Se trata de algo que se construye, y para hacerlo es necesario desarrollar un enfoque estratégico claro.

Disrupción, tanto dentro como fuera

Disrupción significa dejar de hacer muchas cosas que se están haciendo para pasar a hacer cosas nuevas. Es decir, implica un cambio profundo en la cultura de la empresa y en la mentalidad con la que se gestiona. Podemos distinguir tres tipos de disrupción:

  • Disrupción estratégica: La industria 4.0 abre un universo de posibilidades que, para ser debidamente aprovechadas y obtener rentabilidad de las inversiones, implican el rediseño de la estrategia de la empresa en su conjunto. Uno de los aspectos más interesantes de las tecnologías digitales es su capacidad de ayudar a la toma de decisiones de forma más científica y menos intuitiva. Esto no supone la desaparición de la intuición, algo exclusivo de los seres humanos y que las máquinas no tienen, sino la colaboración entre las neuronas humanas y las digitales. Las máquinas son muy buenas haciendo cálculos, realizando análisis e incluso, con el modelo matemático adecuado, realizando predicciones. Por primera vez los equipos directivos de las empresas cuentan con herramientas, como el gemelo digital, que les permiten analizar y predecir el comportamiento de su empresa en distintos escenarios alternativos. Esto abre una oportunidad estratégica que no se puede dejar pasar.
  • Disrupción tecnológica: Las tecnologías digitales de la Industria 4.0 suponen cambios en la forma de trabajar en todos los niveles de una empresa u organización, sea cual sea su modelo de negocio. Esto implica cuestiones como el rediseño de los procesos internos para aplicar la tecnología que los optimice, la formación continua de todo el equipo humano (directivos incluidos o, mejor aún, directivos primero) y asegurar que la interacción humano-máquina se realiza con la máxima eficiencia para ambas partes. El resultado: menos errores, más precisión, reducción de tiempos, traspaso a la máquina de las tareas que ésta hace mejor e integración de los datos en una interfaz (en muchos casos, realidad virtual o simulación 3D) que sea accesible e inteligible para el personal no técnico. Vencer la resistencia al cambio es un elemento clave en este ámbito.
  • Disrupción en el mercado: De poco nos sirve ser más productivos o disruptivos si eso no se traduce en una mayor competitividad. Además de la reducción de costes, la Industria 4.0 nos ofrece auxilio tecnológico en todo el ciclo de vida de un producto o servicio, desde las etapas de diseño hasta el marketing y la atención posventa. Una mayor agilidad significa ciclos de vida más cortos y, por tanto, mayor capacidad de reacción ante las demandas de un mercado que ya es plenamente digital y que cambia a una velocidad endiablada. Acortar el ‘time to market’ (tiempo en el que un producto tarda en llegar al mercado) es una de las grandes disrupciones que la tecnología nos brinda. La industria del automóvil es un buen ejemplo de este cambio: hoy los fabricantes lanzan varios modelos nuevos cada año, algo impensable hace un par de décadas.

El asesoramiento externo es clave

Aquí es donde empresas como NORLEAN juegan un papel muy relevante. La Industria 4.0 es una realidad compleja, y la transformación digital no puede realizarse al 100% con recursos internos. Ni siquiera las grandes corporaciones lo hacen. Afortunadamente, existen cada vez más empresas especializadas en abrir la puerta y “desatascar” el camino de la transformación digital. Como hemos dicho antes, la tecnología puede comprarse, pero la transformación digital es algo que se construye. Para construir algo nuevo necesitamos especialistas que nos ahorrarán tiempo y dinero y nos aconsejarán cuáles son las tecnologías que realmente necesitamos, ayudando en la selección e implementación de esas tecnologías, el cambio de la cultura empresarial y la elección de partners adecuados.

NORLEAN no es una empresa tecnológica pura, sino que forma parte de la nueva generación de empresas híbridas en este campo. No sólo proporcionamos tecnología, sino que ayudamos a que ésta adquiera su máximo potencial dentro de la empresa, diseñando de la mano de la compañía todo el proceso de transformación y asegurándonos de que se cumplen los objetivos que hemos marcado conjuntamente.

El resultado de todo este proceso es más competitividad, más productividad y, sobre todo, un incremento enorme de la flexibilidad de las empresas para reaccionar a los cambios del mercado. Este tren hay que cogerlo sí o sí, pues quien no lo haga puede quedar condenado a estar esperando eternamente en la estación con las maletas.

Abrir publicación

Aplicaciones del gemelo digital y la Industria 4.0 en la logística

 

La cadena logística es un elemento clave en cualquier empresa que produzca o comercie con bienes tangibles. Hablamos tanto del aprovisionamiento por parte de proveedores como del almacenamiento y la expedición de productos con destino a los clientes.

Sin lugar a dudas, la gran revolución logística se ha producido en el campo del almacenamiento y la gestión de stocks. Prácticamente todas las grandes industrias y buena parte de las medianas cuentan hoy con algún tipo de automatización en sus almacenes. El uso de robots está ampliamente extendido (aunque mayoritariamente se trata de robots de primera generación, con poco o nulo grado de autonomía y que trabajan en entornos donde los seres humanos no pueden acceder por razones de seguridad) y la optimización de los stocks para reducirlos al máximo sin perjudicar la capacidad de reacción de la empresa es uno de los caballos de batalla en los que se lleva décadas trabajando.

La Industria 4.0 y sus tecnologías asociadas tienen mucho que decir en el campo de la logística. Los grandes del sector ya cuentan con almacenes en los que conviven robots que cooperan con seres humanos (los conocidos como ‘cobots’), pero además disponen de ayudas tecnológicas para hacer el trabajo de las personas más eficiente, por ejemplo localizando dónde está el empleado más cercano a un producto concreto y ayudándole a localizarlo cuando hay que preparar un pedido, de tal modo que los tiempos de búsqueda y las distancias recorridas en el almacén se acortan sustancialmente.

Del mismo modo, los almacenes más avanzados tecnológicamente cuentan con un “cerebro” digital que optimiza al máximo el espacio disponible, ubicando los productos en función de numerosos factores: tamaño, peso, frecuencia de rotación, distancia a los muelles de carga, etc. Esto permite aumentar la eficiencia de forma espectacular al tiempo que facilita el trabajo de las personas.

Otro campo en pleno desarrollo, también centrado en las personas, es el de las ayudas tecnológicas, tanto para la localización de productos (usando técnicas de Realidad Aumentada) como para el manejo de cargas pesadas (utilizando exoesqueletos que permiten manejar dichas cargas con mucho menos esfuerzo). Esto redunda en un mayor confort del personal y una mejora de la seguridad y salud laboral, disminuyendo, por ejemplo, el número de bajas por accidente o enfermedad laboral.

Más allá del almacenamiento: el gemelo digital y el control integral de la logística.

Un gemelo digital es un elemento básico de la Industria 4.0 que aporta importantes ventajas en el área logística. Veamos algunas de ellas:

  • Planificación y gestión de stocks mediante la simulación. La capacidad del gemelo digital de simular distintos escenarios permite saber con antelación cómo responderá la cadena logística en su conjunto a los picos de demanda. Unido a la simulación de la capacidad de producción, este elemento permite mejorar sustancialmente la planificación de stocks.
  • Optimización del almacén mediante la simulación y visualización en 3D. La recreación 3D, no sólo de las instalaciones físicas del almacén, sino también de la maquinaria y de las personas, nos permite visualizar claramente los flujos de mercancías, identificar dónde se producen cuellos de botella o pérdidas de tiempo y ajustar los parámetros necesarios para obtener de las instalaciones la mayor eficiencia posible.
  • Integración plena de logística y producción. Las simulaciones y los datos en tiempo real que es capaz de manejar un gemelo digital permiten mejorar la sincronización entre logística y producción, dotando a la empresa en su conjunto de mayor flexibilidad e integrando los parámetros logísticos de proveedores y clientes (tiempo de respuesta a un pedido, posibles incidencias con proveedores, planificación de los distintos modos de transporte, mejoras en el tracking de los productos… Esto permite a empresas pequeñas y medianas adoptar filosofías de trabajo como el Just In Time (JIT) que hasta ahora son propias de factorías grandes.
  • Mejora de tiempos. Los grandes players en el campo de la logística se han centrado en conseguir minimizar al máximo el tiempo de preparación y entrega de pedidos, alo especialmente importante en las empresas que trabajan en el campo del eCommerce. La digitalización de toda la cadena logística es la clave para que el cliente tenga la certeza de que recibirá el pedido en el menor tiempo posible, además de saber en todo momento dónde se encuentra el producto e incluso a qué hora le va a llegar.

Todo esto se traduce en dos aspectos clave para cualquier empresa: mayor competitividad y mejora en la productividad. Un gemelo digital es una herramienta cada vez más imprescindible para seguir siendo competitivos y no perder el tren de la revolución logística, algo que todavía nos deparará muchas sorpresas en un futuro próximo.

Abrir publicación

El liderazgo digital y la Industria 4.0: Más eficaz, más rápido

La transformación digital de las empresas impulsada por las tecnologías de la Industria 4.0 no sólo implica a los aspectos físicos o cibernéticos. De hecho, la parte tecnológica de la transformación es la parte “fácil” (obviamente, tiene un grado de dificultad acorde con la complejidad de los procesos que maneja cada empresa). La parte más compleja es la que se refiere a los seres humanos y su adaptación a este cambio.

Cambiar una máquina por otra, adaptar o implantar sistemas tecnológicos es una cuestión básicamente de ingeniería. El reto viene con el cambio de mentalidad que implica trabajar de otra manera, manejando datos en tiempo real y adoptando enfoques predictivos (gracias a las tecnologías de simulación y al gemelo digital. Este desafío tiene una doble vertiente: la relativa al conjunto de personas que trabajan en la organización, que precisarán de formación y adaptación para trabajar en un entorno que cambia el modo de interacción humano-máquina, y la relativa a la dirección ejecutiva y el liderazgo.

Es imposible realizar una transformación en una empresa, sea del tipo que sea, si no existen personas que ejerzan de líderes y la impulsen. La Industria 4.0 no es una commodity que se puede comprar y ya está, sino que implica un nuevo modelo de gestión que alguien tiene que liderar.

La digitalización implica, en primer lugar, una aceleración en los procesos. Hay cosas que las máquinas pueden hacer mucho más rápido que los seres humanos. Esto incrementa la competitividad y reduce ineficiencias, pero los seres humanos son y serán imprescindibles por muy digital que sea una empresa. No obstante, tampoco pueden convertirse en un cuello de botella que estrangule las mejoras conseguidas con la digitalización.

Un estudio publicado por Gartner sobre liderazgo digital lo deja claro; los líderes digitales se mueven cuatro veces más rápido en los aspectos clave para sacar el máximo partido a la Industria 4.0:

  • Aprendizaje: Los líderes de las empresas más avanzadas han comprendido que la evolución de las tecnologías digitales es muy rápida y que no pueden quedarse atrás. Los datos muestran que las acciones de aprendizaje (documentarse, buscar información, acudir a seminarios o cursos, etc) relacionadas con en entorno digital pasan de realizarse (en promedio) cada 3 meses a realizarse cada mes o incluso con más frecuencia.
  • Análisis de datos: La mayoría de los líderes digitales pasan de analizar los datos como mucho una vez al mes a hacerlo de forma semanal o diaria. Esto acelera el ritmo de toma de decisiones y dota a la empresa de una capacidad de reacción prácticamente inmediata que no sería posible sin la colaboración hombre-máquina.
  • Compartir resultados: Las compañías líderes en digitalización animan a sus directivos y empleados a compartir los resultados de los análisis de datos y las decisiones tomadas a partir de ellos. Este ritmo pasa de ser trimestral o mensual a ser semanal o directamente en tiempo real.

Neuronas digitales y humanas: De las empresas “jefecéntricas” a las “clientecéntricas”

Satisfacer las necesidades del cliente más rápido, de forma más efectiva y al menor coste posible es (o debería ser) el propósito de cualquier empresa. En una empresa no digital o parcialmente digital, los datos están desperdigados, no son completos y sólo permiten hacer análisis forenses: aprendemos de los errores una vez que los hemos cometido. Generalmente se trata de empresas muy centradas en sus directivos, que soportan todo el peso de la toma de decisiones pero que, en numerosos casos, tienen un enfoque más intuitivo que científico.

Por supuesto que el conocimiento del mercado, de los clientes y saber de qué es capaz la empresa tiene mucho que ver con la experiencia y el carácter directivo. La intuición nunca va a desaparecer (porque desaparecería la innovación) pero ¿y si podemos confirmar si nuestras intuiciones son correctas simulando el futuro en lugar de analizando el pasado? ¿Y si, de hecho, pudiéramos dedicar más tiempo a formarnos y pensar porque el control de los procesos productivos es automático y se ejecuta de la forma más eficiente posible? ¿Y si no necesitamos horas o días, sino minutos o segundos para obtener todos los datos sobre el funcionamiento de la empresa en tiempo real? Éste es el gran aporte que las tecnologías de la Industria 4.0 pueden hacer a la gestión directiva.

El resultado: Los líderes digitales no se vuelcan sobre sí mismos y sus impresiones, sino sobre el cliente, ya que disponen de medios para obtener datos fiables sobre sus necesidades. Como dice Juan Roig, el único jefe es el cliente y todos los demás dependemos de él.

Otro aspecto importante del liderazgo digital es la identificación y relocalización del talento dentro de su propia empresa. La obtención de datos de desempeño de cada trabajador y la posibilidad de establecer flujos reales de información compartida permite identificar mucho más rápidamente a las personas con más talento, algo que pasa de hacerse como mucho una vez al año (si se hace) a hacerse cada trimestre.

La agilidad no significa solamente hacerlo todo más rápido, sino también hacerlo mejor. Muchas empresas han aprovechado la liberación de recursos humanos que supone la automatización y digitalización para dedicar más esfuerzo en interactuar con el cliente, conocer bien sus necesidades y reinventar continuamente su oferta de productos o servicios. No olvidemos que el cliente ya es digital, por lo que los canales de comunicación empresa-cliente y viceversa deben ser todos los posibles, combinando los físicos con los digitales en equipos de personas versátiles y multidisciplinares. Si el cliente contacta con nosotros por numerosas vías (lo que se conoce como omnicanalidad u omnichannel) es lógico que la relación con el cliente se establezca desde la cooperación de las neuronas humanas con las digitales.

Todas estas estrategias se refuerzan mutuamente y generan un incremento visible y sostenido de la rentabilidad de la empresa. Pero ni son gratis ni se pueden comprar: hay que hacerlas. Los líderes digitales deben tomarse la transformación digital de sus empresas como una oportunidad de transformación profesional y personal. Si se le quiere sacar todo el partido posible a las tecnologías de la Industria 4.0, reinventar y digitalizar el liderazgo es el primer paso. Pensémoslo bien: la implantación de tecnologías en ámbitos concretos de la empresa (administración, finanzas, producción, etc) ya han supuesto un cambio de mentalidad en muchos casos, pero esos cambios han quedado encerrados en compartimentos estancos. Una revolución industrial en toda regla como la de la Industria 4.0 supone, necesariamente, un cambio en la organización y en la cultura de la empresa. Si no, es imposible hacerlo así que ¿por qué no convertir un cambio necesario en una oportunidad para generar más y mejor cultura de empresa?

¿Por dónde empiezo?

Por ti mismo y por tu equipo directivo. Si queremos tener éxito en la transformación digital, también debe haber una transformación de liderazgo. Digitalizar no es sólo comprar tecnología y ponerla a funcionar, sino que es, probablemente, el cambio más importante en el modelo de gestión de una empresa en los últimos 50 años. Por tanto, el liderazgo de la transformación digital no puede ser “porque no me queda más remedio”, sino porque realmente creemos que vamos a obtener un incremento sustancial en el beneficio, no sólo económico, sino también en calidad de vida, sostenibilidad, comunicación, eficiencia…

Hay empresas que, por su cultura directiva u otras circunstancias como su estructura societaria, edad del equipo directivo o simplemente porque las personas al mando no se ven capaces de asumir el liderazgo de la transformación digital (lo cual no es negativo, sino que es un ejercicio de honestidad) prefieren recurrir a la fórmula del interim management para afrontar esa transformación de forma solvente mientras se toman un tiempo para reestructurar su equipo directivo. Es una opción que en Norlean ya hemos puesto en marcha en algún caso.

Sea como sea, quedarse quieto mientras los demás se mueven no es mantener lo que ya tienes, sino quedarse atrás. ¿Algún directivo concibe su trabajo hoy en día sin tener un smartphone en el que consultar el correo, entrar en su intranet o enviar y recibir documentos e información digital? Pues hace sólo 15 años eso no existía. Todos nos hemos adaptado a los cambios y las tecnologías digitales. La cuestión es que aquello que no conocemos nos parece muy complejo, pero la realidad es que la tecnología simplifica las cosas y nos hace a todos más productivos. El liderazgo digital no es una opción, sino simplemente una cuestión de tiempo. Siempre es mejor subirse al tren con tiempo que tener que correr para no perderlo.

 

 

 

 

Abrir publicación

Industria 4.0: Un paso hacia una industria más sostenible

Cuando se habla de Industria 4.0 y sus tecnologías asociadas, automáticamente pensamos en incremento de productividad y en la mejora de la ecuación coste/beneficio. Pero si precisamente hablamos de que muchas de las tecnologías de la Industria 4.0, como el gemelo digital, tienen como objetivo dotar a las empresas de un enfoque predictivo en la gestión basado en el procesamiento de gran cantidad de datos, no podemos olvidarnos de que un elemento clave en el futuro inmediato va a ser la sostenibilidad de los negocios desde el punto de vista ambiental.

La Unión Europea tiene una apuesta clara de lucha contra el cambio climático y la descarbonización de la economía, así como una batalla abierta contra el uso excesivo de plásticos, que de un modo u otro acaban siendo uno de los problemas críticos para los ecosistemas marinos. Como hemos visto en alguna imagen que circula por internet, el mar comienza en la boca de alcantarilla más próxima, independientemente de donde vivas.

Este compromiso, plasmado en el Acuerdo de París para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, hace que la UE ya haya definido que la lucha contra el cambio climático va a ser una prioridad legislativa para el Parlamento Europeo, una vez constatado el rotundo fracaso del mercado europeo de cuotas de emisión de CO2 ya que no ha servido para su finalidad principal, que era la reducción de emisiones. Es de esperar, por tanto, un endurecimiento importante de las obligaciones medioambientales de las empresas europeas para los próximos años.

Simulación, modelado y gemelo digital, claves para mejorar la sostenibilidad

Para poder reducir de forma eficaz y duradera las emisiones de gases de efecto invernadero y la generación de residuos, es necesario saber cuántos gases estamos generando en este momento fruto de nuestra actividad empresarial. Esto supone la recogida de gran cantidad de datos para realizar un inventario de emisiones en toneladas equivalentes al año. Ahí debe incluirse todo, tanto las emisiones directas generadas en nuestros distintos procesos como las indirectas, derivadas del consumo de agua, energía, materias primas diversas, operaciones de logística…

La reducción de la emisión de gases de efecto invernadero (no sólo hablamos de CO2, otros gases como el metano generan un efecto invernadero mucho mayor) se consigue por tres vías:

  • Implantando tecnologías de producción más limpias
  • Reduciendo el consumo de agua y energía y/o sustituyendo las fuentes de energía contaminantes por energías renovables y neutras en carbono
  • Compensando las emisiones realizadas con acciones ambientales que retiren CO2 de la atmósfera y lo fijen en el suelo (fundamentalmente mediante la plantación de árboles)

Además de la emergencia climática sobre la que existe un consenso científico mayoritario (lo que supone un compromiso de responsabilidad social que afecta a todas las empresas), nos hallamos ante un escenario de una más que probable subida de impuestos y tasas medioambientales, además de una previsible reforma y extensión del sistema de cuotas de emisión, que ahora sólo afecta a las grandes plantas industriales y de producción de energía.

En este contexto, las tecnologías de la Industria 4.0 tienen mucho que aportar, especialmente las tecnologías de simulación como el gemelo digital. Si queremos (y no vamos a tener más remedio) reducir nuestras emisiones netas, tenemos que empezar por ser capaces de monitorizarlas de forma eficaz. No podemos reducir lo que no podemos medir. Y las máquinas son tremendamente eficaces a la hora de medir y proporcionar datos fiables.

Por tanto, nuestro gemelo digital debe tener en cuenta los distintos parámetros de emisiones. A la hora de invertir en tecnologías limpias, es importante ser capaces de simular qué pasará y en cuánto podemos reducir las emisiones si las implantamos. Por ejemplo, antes de lanzarse a adquirir una flota de vehículos eléctricos o valorar alternativas menos contaminantes en el transporte, debemos valorar cuidadosamente la ecuación coste/beneficio, incluyendo entre estos costes y beneficios los derivados de la generación o no de gases de efecto invernadero. Tenemos ya disponibles un amplio abanico de tecnologías para reducir las emisiones, pero es imprescindible poder simular los distintos escenarios y el resultado final para definir un plan de implantación. Y para ese tipo de simulaciones, el gemelo digital es una herramienta potente, versátil y en tiempo real. Del mismo modo que tenemos un inventario permanente de stocks en almacén, debemos tener un inventario permanente de emisiones.

Lo mismo sucede con las alternativas al plástico. ¿Cuánto cuesta implantar esas alternativas y qué consecuencias van a tener sobre la generación de residuos y sobre los costes de fabricación? Necesitamos datos fiables sobre los que poder ejecutar simulaciones para decidir qué opción es la más adecuada.

La competitividad ya no va a medirse sólo en resultados económicos. En muy poco tiempo las empresas tendrán que ser competitivas en sostenibilidad si no quieren soportar una carga impositiva creciente y unas consecuencias imprevisibles sobre su reputación corporativa. Es hora de actuar y ponerse las pilas. El momento es ahora.

 

Navegación de entradas

1 2 3
Volver arriba